Blog de Manantial

El que ama la disputa, ama la transgresión; y el que abre demasiado la puerta busca su ruina dice Proverbios 17:19. Dentro de un matrimonio siempre habra desacuerdos, mismos desacuerdos que si no se llega a un punto donde uno u otro acepte la forma de arreglar la  situación habra un enfrentamiento que puede desencadenar el lastimar al conyuge. Por eso cuando una discusión surga es importante calmarse y no ir en la dirección de ver quien tiene la razón porque ya no son dos sino uno en Cristo Jesús. 





Compártenos con un Amigo

AddThis Social Bookmark Button